Mi padre murió al año siguiente y a mí me costó un año aprender a vivir con aquello, volver a salir con mis amigos, reír. Un año en el que no hice sino trabajar. Sábados, domingos, festivos, para mí todo se juntaba y se fundía en una confusa pesadilla que nunca parecía terminar.

Mirando todo aquello en retrospectiva, con la distancia que da el tiempo, supongo que podría haberlo dejado cuando mi padre murió. Tratar de vender la empresa. Desentenderme de aquello. Entonces, ni se me pasó por la cabeza. Mi hermano pequeño aún estudiaba en la universidad. Mi hermana vivía de la empresa, con dos niñas pequeñas a su cargo. También lo hacían mi madre y una de sus hermanas. No estoy segura de dónde ha salido este estúpido sentido de la responsabilidad mío, pero me gustaría saberlo para poder devolverlo.

 

Dos años atrás, decidí que ya había hecho lo suficiente y que lo dejaba. Semanas después recibimos un correo electrónico de nuestro único proveedor, del que llevábamos siendo distribuidores oficiales para toda la península veinte años, anunciando que habían decidido llevar la distribución directamente. Dándonos la patada, en otras palabras. Por supuesto, me quedé para arreglar el desaguisado. Cogimos un avión a Estados Unidos, hablamos con la competencia y unos meses después el principal competidor de nuestro antiguo proveedor, diez veces mayor que él, dio la patada a su antiguo distribuidor en el país (el tema me sonaba) y nosotros tomamos el relevo.

Un año atrás, decidí que ya había cumplido mi parte y que lo dejaba. Al día siguiente, el taller con el que teníamos subcontratados los montajes y el servicio postventa, el mismo que había fundado mi padre y que él y yo habíamos sacado adelante con el sudor de nuestra frente, nos anunció que dejaba de trabajar con nosotros para empezar a dar servicio a nuestro antiguo proveedor.

Finalmente, encontré a una pareja joven, con dinero y muchas ganas, dispuesta a comprar la empresa. Y colorín colorado...

Actualidad

Página Web
Sin duda, mucha más información acerca de Marta Ciudad de la que buscabais...